martes, 2 de marzo de 2010

divagando...: blog

.
Cada día me apetece menos entrar en blogger. Me cuesta, no sé por qué. Puede que sea porque después de 4 años una ya no sabe que escribir, la rutina de la lectura amiga se hace cada día menos apetecible y vas encontrando otros sustituyos que te atraen más, como ver una pelicula tumbada en el sofá o acabar ese libro que se pudre en tu mesita de noche. Simplemente no me apetece encender el ordenador, ha perdido gran parte de su sabor para mi. Puede que sea algo transitorio. Seguramente vamos, no nos engañemos, ¿cuantos hemos querido abandonar el blog y apenas hemos resistido una semana lejos de él?. Pero cuando el QUIERO ESCRIBIR se sustituye en tu mente por un TENGO QUE ESCRIBIR es cuando suenan las alarmas. El pensar "hace dias que no leo a mis amigos, tendria que hacerlo" es lo más preocupante.
.
Tambien puede ser porque se acerca la fecha en que volveré a trabajar y apenas tendre tiempo para mi, para mi descanso y mis placeres. Menos para el blog.
.
Y tengo ideas que me gustaría escribir pero no estoy tan segura si también las deseo compartir. Porque la gran diferencia es cuando escribes para ti y otra cuando lo haces pensando que lo van a leer. Y sé que a veces son escritos que no son fruto de mi realidad, pero si las plasmo en mi página así lo entendereis y algunos me llamarán para preguntarme si me encuentro bien o me dirán "como te pasas Metis". Entonces me cohibo y dejo que esas verborreas mentales se pierdan por los entresijos de mi cabeza. Ya no me siento tan libre. O será que lo que escribo solo lo encuentro interesante para mí. Y de muchos sentimientos que no puedo dejarles escapar por la rendija del blog. Sea como fuera, la verdad es que me siento desganada, apática y quisiera ahora mismo poder sustituir esta pantalla por una buena almohada.
.
Y sí, se que seguiré escribiendo, pero tambien se que dejaré a muchos atrás, agradezco su compañia durante estos años, pero prefiero seguir en solitario.
.
Será que me hago vieja (blogosféricamente hablando claro).
.
.
.

16 comentarios:

dsdmona dijo...

El que te conozcan, el que puedan llegar a pensar que aquello que escribes se refiere precisamente a ti es un handicap cuando el que se pretende es explotar, echar hacia fuera todo aquello que nos carcome el alma o nuestro interior porque inconsciente o conscientemente nos censuramos en nuestra palabras, pensamos en quizás esto no debería decirlo o debería hacerlo así.
Aunque creo que este estado viene más dado con la cercanía de tu entrada en el trabajo y el aprovechar todas las horas que tendrás en cosas que realmente te motiven o que no te provoquen un mayor esfuerzo al ya realizado.

La verdad es que sentiría si dejaras de escribir y desaparecieras de mi pantalla ;)

D.

amelche dijo...

Nos hacemos viejas, creo. Pero, antes de irte, si es que al final te vas, ¡no nos dejes sin saber el final del peregrinaje a Santiago! Que me planto en Ibiza y te hago escribirlo, a mí no me dejes con la intriga. :-)

No sé, creo que se puede escribir menos en el blog y tener tiempo también para hacer otras cosas. Es lo que estoy intentado hacer yo.

Un abrazo.

MeTis dijo...

como he intentado decir, no se trata de abandonar, sino de ir mas a mi ritmo y escribir lo que realmente me apetezca sin pensar en que lo vais a leer y que pensareis de ello. Se supone es esto es lo esencial de un blog, pero no nos engañemos, al final acabamos escribriendo más para los demas que para uno mismo, y cuando te das cuenta de ello recapacitas y yo quiero volver a mi blog primitivo.

Eso si, Ana, no te asustes que tu eres la pricipal preocupacion cuando escribo. jeje

TORO SALVAJE dijo...

Ves a tu ritmo.
Al que te apetezca.
Después de tanto tiempo ya sabes lo que es el blog.
Tienes que disfrutarlo.
Si no es así no vale la pena.

Besos.

María dijo...

Inventaron google reader por una razón. Te vas el tiempo que necesites y, cuando vuelves, lo que han escrito tus amigos te espera recogidito en una misma página.
Y una cosa: te haces vieja, sí. Tú, yo y el lucero del alba. Pero no es necesariamente malo. ¿Y todo lo que sabes ahora, que no sabías hace 4 años?

Matola dijo...

¡¡Como estamos!!.
Pero eso si, Metis, que el blog no se convierta en una obligación, sino en una ilusión, en un desahogo, el algo bonito.
¿Más viejos? Si, y qué.
No te agobies, y cuídate mucho.

FrAn dijo...

Son épocas, yo también he estado mucho tiempo sin escribir... Pero es lo que tú también dice que después siempre vuelves cuando hay algo que decir... Algo que exponer a gente con o sin rostro pero personas al fin y al cabo que andamos por estos lares...

Besos

escorpiona dijo...

Gracias por tu saludo en estos momentos dificiles, cuidate mucho guapa

Merche Pallarés dijo...

Mira que decir que te/os estais haciendo viejas... ¡¿Qué digo yo entonces?! ¡Que soy una canica, cada vez más cerca del hoyo...!
Tu, descansa, querida Metis y haz lo que te plazca. Cuando un placer se vuelve obligación es momento de echar el freno.
¡Ah! precioso el poema anterior. Besotes, M.

xnem dijo...

Es normal mujer, me decía un amigo "uno se cansa de todo" cuando dejó su blog al año, es cierto, mientras las cosas nos distraen, nos divierten, nos emocionan, nos funcionan -ya sabe que para muchos de nosotros esto es una muy buena terápia-, pues está bien. No recomiendo hacer NADA que no nos interese, a la fuerza salen cosas horrorosas.

oooooooooommmmmmmmmmmmmmmm!

Alfonso Vázquez dijo...

Esto es una moda más. Las modas van y vienen

alfonsovazquez.com

Equilicua dijo...

Cuando empieces a trabajar y los clientes y demás asiduos se vayan columpiando de según que modo, ya sabes, echo de menos tu teclado de agudo filo y la mala leche de tu corrector biográfico.

Sobrevivir dijo...

Aquí estaré cuando decidas volver a escribir, esto del blog tiene que ser un placer, no una obligación, si se hace sin sentir el placer de ello, pierde su esencia.

Waipu Carolina dijo...

Amiga, a veces me pasa como a ti, no por falta de ganas en mi caso, sino por falta de tiempo real.
Eso de visitar a mis buenas amistades blogueras poco puedo hacerlo, y cuando me meto solo leo rapidamente porque de verdad he creado un nexo con muchos de vosotros y se me hace dificil dejarlo.
A veces el blog también es parte de uno, y aunque no siempre sea muy trabajado en mi caso seguiré siempre escribiendo, poniendo una foto o simplemente un pensamiento, ya que allí quedará plasmado parte de mis días.

Me ha encantado leerte y filosofar contigo. Además de haberte conocido personalmente.
Un abrazo bella

Bohemia dijo...

me identifico con lo que dices, Metis, de hecho cada vez escribo más espaciadamente y de un tiempo a esta parte me cuesta más devolver las visitas...quizás sea una etapa...no sé...sigo escribiendo al ritmo que me apetece y de lo que me apetece aunque las visitas a mi rincón disminuyan...

Aldabra dijo...

haz lo que te dicte el corazón, supongo que es lo más acertado.

respecto de la libertad, para mí el blog es el lugar más libre que he encontrado... los límites tienes que ponerlos tú, no te engañes y que cada uno piense lo que quiera.

no escribas pensando en que lo van a leer otras personas, sólo escribe lo que de verdad quieres escribir y compartir.

en fin, es tan sólo una idea.

biquiños,