miércoles, 31 de marzo de 2010

decepción.

.
.
Lo peor que te puede suceder con la persona que compartes tu tiempo es que te decepcione.

Entonces ya nunca vuelve a ser lo mismo aunque busques regresar a los sentimientos
que te unían a él. Algo se murió y no hay forma de revivirlo por más que le inyectes
altas dosis de cariño y voluntad.

No, sólo queda una ilusión yerma que anida en el corazón martilleándote cada vez
que le miras.

Entonces, llegado el momento, y falta de motivación... apaga y vete.
.
.
.

20 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Si que es duro, si.
Tienes toda la razón.

Besos.

Franki dijo...

Mas claro, imposible.....mil veces mejor una pelea a muerte que la decepción...
Un peto

Arkadas de Hipokresia dijo...

Ojalá fuera tan fácil ¿no? Apagar e irse, quiero decir.

Merche Pallarés dijo...

A veces se aprende mucho de las decepciones... Besotes, M.

Marina dijo...

Si alguien tan cercano te decepciona...una vez. Es duro claro, pero discrepo, por una vez deiscrepo de tus pensamientos.
El perdón funciona y el olvido tb...pero el real, no el de faralais...funciona si los dos quieren que funcione, si el corazón está dispuesto y el alma entregada. Se corre un alto riesgo, el de la segunda decepción que matará definitivamente cualquier opción...Yo no apago, prefiero sacar un poco más de mecha y procurar que no se termine la cera de la vela.
Sé que no siempre funciona...pero si funciona una sola vez ¿No crees que habrá merecido la pena?.
Un beso grande

Mitsu dijo...

Señotita, no es la primera ni será la última. Çe la vie.
Quizás quepa reflexionar sobre la causa de la decepción, no sea que vd. misma se hubiera(o hubiese) creado expectativas que no correspondieran(o correspondiesen) con la realidad. Lo que los ingenieros navales llamamos viabilidad, vamos, en pocas palabras. Y, a veces, es un buen ejercicio el pensar ¿no habré yo decepcionado también al decepcionante?
Malgre tout, ancha es la mar, puertos hay, y mares e islas.
¡Contra la de-cepción, re-cepción!

Que los vientos le sean propicios.

:)

amelche dijo...

Creo que tienes razón. Y, además, la decepción puede no tener explicación. Es decir, puede venir no sólo de un hecho o unas palabras, sino de un conjunto de todo, esa sensación de que una persona concreta te ha decepcionado.

Anónimo dijo...

Que difícil resulta todo.
Hoy, ahora, no se si vale la pena compartir un minuto de mi tiempo, de mi vida, con él. ¿Hay algo de verdad en algo?
Estamos bien las dos, nos vendrían bien unas copas.
Bss

Anónimo dijo...

Que difícil resulta todo.
Hoy, ahora, no se si vale la pena compartir un minuto de mi tiempo, de mi vida, con él. ¿Hay algo de verdad en algo?
Estamos bien las dos, nos vendrían bien unas copas.
Bss

MeTis dijo...

MARINA, por experiencia, te diría que no hay olvido posible. Perdón sí.... pero olvido....

MeTis dijo...

Mitsu, tambien te he decepcionado a ti?

hay muchos mares, pero mejor buscar cerquita, no?

MeTis dijo...

ANONIMO, al cianuro invito yo.

:-)

amelche dijo...

¿Y a mí no me dices nada? Déjate de cianuro y vámonos de marcha.

MeTis dijo...

AMELCHE, de procesión descalzas?

poca marcha llevo yo ahora en el cuerpo... toi molida!

amelche dijo...

De marcha a salir por ahí, de bares, de pubs, de discotecas... Déjate de penitencias :-)

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=8YFxgEp2O6c&feature=fvw

escorpiona dijo...

Es muy cierto cuesta volver a lo de antes luego de una decepción, siempre queda esa espinita clavada...

Saludos desde el sur del mundo

Chau

Franki dijo...

Que pequeño es el mundo...he entrado aquí desde el blog de "Altivolantis", Tania es mi maestra de Ioga.
petonets

Marina dijo...

Por experiencia te digo corazón, que si queremos hay tb olvido, pero sólo si queremos.
El ser humano es fuerte y dueño de su perdón y de su olvido...pero sólo si quiere.

Te dejo un montón de cariño, para que te subas y puedas ver las cosas por encima, desde arriba...tb un beso.

Aldabra dijo...

la decepción.
el destronamiento.
totalmente de acuerdo.
bicos,