domingo, 23 de diciembre de 2007

cosas que no se recuperan..


" Una muchacha estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de un gran aeropuerto. Como debía esperar por muchas horas, decidió comprar un libro para matar el tiempo. También compró un paquete de galletas.

Se sentó en una butaca en la sala VIP del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Al lado del asiento donde estaba la bolsa de galletas se sentó un hombre que abrió una revista y comenzó a leer.

Cuando ella tomó la primera galleta, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada.

Apenas pensó: "Pero, que descarado. Si yo estuviese más dispuesta le daría un golpe en el ojo para que nunca más se le olvide."

Cada vez que ella tomaba una galleta, el hombre también tomaba una.

Aquello la dejaba tan indignada que no conseguía reaccionar. Cuando quedaba apenas una galleta, pensó:

"ah... ¿qué será lo que este abusador va a hacer ahora?"

Entonces el hombre dividió la última galleta por la mitad, dejando la otra mitad para ella. ¡Ah! ¡Aquello era demasiado! ¡Se puso a bufar de la rabia! Entonces cerró su libro y sus cosas y se dirigió al sitio de embarque.

Cuando se sentó, confortablemente, en su asiento, ya en el interior del avión, miró dentro de la bolsa y para su sorpresa su paquete de galletas estaba allí...¡todavía intacto, cerradito!!!! Sintió tanta vergüenza...

Sólo entonces percibió lo equivocada que estaba! ¡Había olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolsa...!

El hombre había compartido sus galletas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado, mientras que ella quedó muy trastornada, pensando que estaba compartiendo las de ella con él. Y ya no había más tiempo para explicar...ni para pedir disculpas. "

¿Cuántas veces, en nuestras vidas, estamos comiendo las galletas de los demás y no estamos conscientes de ello? ¡Antes de llegar a una conclusión, observa mejor!

Tal vez las cosas no sean exactamente como piensas.No pienses lo que no sabes acerca de las personas.

"Existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan:

Una piedra después de haber sido lanzada;

Una palabra, después de haber sido proferida;

Una oportunidad, después de habersela perdido;

El tiempo, después de haber pasado"

(correo web)



16 comentarios:

Jocgart dijo...

Y bien podría ser un cuento de Jorge Bucay...

Lo que más temo perder, y a la vez lo que más pierdo, es el tiempo. Y las palabras punzantes que escapan de la boca sin pasar por la razón...

Cuando empecé la ESO (sí, soy hijo de la ESO... sin comentarios xD) conocí en mi clase a algunas personas que hoy en día considero mis amig@s, a pesar de todos los cambios y todo el tiempo que ha transcurrido. Por supuesto, mi primera impresión fue equivocada. De haber esperado un poco a conocer a la otra persona, probablmente me habría ido mejor... Es igual que con las galletas de esta mujer... si hubiera esperado un poco antes de enrabiarse, probablemente no se habría equivocado ni tendría que sentir vergüenza... Ojalá todos fueramos capaces de ser como ese hombre.

Metis, creo que estoy ya de vuelta ^^ Un abrazo muy grande y muy felices fiestas :)

Merche Pallarés dijo...

Metis, qué buena esa parábola. Muy propicia para estas fiestas. Besotes, M.

Bohemia dijo...

Siempre me ha encantado esa historia de las galletas, muestra muy bien una realidad...Podeos ser sin darnos cuenta el monstruos de las galletas de mucha gente...

Besotes Metis

TOROSALVAJE dijo...

Que debió pensar el hombre de ella?, no sé si es real, pero está bien, tiene muchos puntos de vista para analizar.

Me gusta lo de partir la última galleta.

Besos.

De cenizas dijo...

Odio esa historia... como la odias tú. ¿por qué?...

Un beso, una vez dado...

CEL dijo...

Metis, mis mejores deseos de que tengas una Feliz Navidad, y un 2008lleno de amor y paz.

Con todo mi cariño un fuerte abrazo.

CEL dijo...

Metis, mis mejores deseos de que tengas una Feliz Navidad, y un 2008lleno de amor y paz.

Con todo mi cariño un fuerte abrazo.

elogio_del_horizonte dijo...

Mu bonito!!!
Pero a lo que yo venia...te invito a un cafe a la misma hora que el otro dia, eso si, en el sitio donde tu ligastes....te apuntas?????
JOOOOOOO, se que fue mi culpa.

Besitos y ya me diras

Persio dijo...

Las galletas siempre son muy aleccionadoras. Aprendamos a compartirlas.

¡Feliz Navidad, Metis!

Daniehlla dijo...

Metis...si todos pudieramos compartir así, sin egoísmos, distinto andaría el mundo. Me gustó mucho tu post.
Recibe un fuerte abrazo de Navidad y que la pases super al lado de tus seres queridos.
Besos.

escorpiona dijo...

Tantas cosas que perdemos sin darnos cuenta, solo queda estar mas atento(a)...
Felices fiestas guapa

Saludos desde el sur del mundo

Chau

LILOO dijo...

Cuánto me queda por aprender aún del hombre de las galletas... y que yo también haya estudiado la ESO creo que no tiene nada que ver...tampoco había opción.

Un besote y felices pascuas...

xnem dijo...

Ui! Cuanta cosa por aquí, ahora me pongo al día, hasta he visto un culo!

Churri ve a

http://nataliarpalma.blogspot.com/

No te pierdas “La chica del metro” de la amiga Nathalie, te gustará.

Bon Nadal! aunque ya no le queda ni un telediario.

xnem dijo...

Este post tiene mucha pinta de PPS señorita.

Me ha gustado peor ya lo conocía, es un artículo que apareció en El País y se titulaba “El negro”, allí había un matiz racista en el asunto. La escritora era … ahora no recuerdo Moreno, Romero… ya me acordaré, me llegó por correo también, pero escaneada la tira completa del diario. ROSA MONTERO! Esa. Quizá a ella también le llegó como PPS e hizo su particular copi paste.

Tal como usted lo presenta le ha quedado un poco Bucai por la moraleja y eso. Y no se enfade ya sabe que me gusta decir lo que pienso aunque no vaya a gustar.

principito dijo...

Creo q la peor es la palabra xq siempre va directa a la herida. Luego, aunq te disculpes, el dolor está hecho.

Un beso y feliz navidad!

klimt dijo...

Metisonrisa

ya habia leido la historia, es buenisima
da una buena leccion, y como tu dices, y yo me quedo con esa frase:

"Tal vez las cosas no sean exactamente como piensas.No pienses lo que no sabes acerca de las personas."

como siempre, un placer haberte escuchado, y perdon por ser impertinente

Alvaro