miércoles, 26 de diciembre de 2007

divagando...: paseo bajo la lluvia


Lluvia. Frio. Me asomo a la ventana y veo las gotas danzar alegres para mí, me dedican su baile arreciando en sus saltos. Yo sonrío aunque no quede reflejado en mi cara. Mi máscara no me permite emociones. Un gato mojado cruza corriendo la calle. Nunca fue apañado para el baile, él prefiere cantarle una soleá a la Luna. Zeus, el Dios de la lluvia, me regala pequeños espejos mágicos dispersados por las aceras. Uno para cada habitante, pero yo no encuentro el mío, cada cristal lleva las facciones de otra mujer hermosa y optimista. Da igual, siempre odié este tipo de regalos. Un coche se acerca por la calle, decide vestirme con mis mejores galas y acelera al pasar por mi lado. Ahora si me encuentro bonita, llena de mugre y barro. Sonrío, pero mi vestimenta no le gusta a las nubes y deciden seguir llorando de pena ante la visión de la locura en persona. Una sombra perruna se acerca sigilosa, atenta, rabiosa. Alargo la mano pero al verme huye despavorido sin ningún control. Pobre perro, la naturaleza no le dotó de sensores para poder apreciar el coche que se acercaba a toda velocidad y que no pudo esquivarlo. Le envidio. Al perro. Cruzo la calle y me encuentro borlas de colores colgadas en todos los balcones. La lluvia no pudo agüar la fiesta. Tanta alegría daña mis sentidos. Prefiero el pequeño ataúd del segundo piso en donde paso mis días viendo pasar la vida. Hacia allí me encamino. Mentalmente me hago el propósito de ir a comprar la próxima vez una caja de clavos nuevos. Éstos últimos han sido demasiado endebles.

14 comentarios:

xnem dijo...

uf! Veo que continúan los nubarrones.

ya sabe

ommmmmmmmmmmmmmm

y cuenta nueva.

Mitsu dijo...

En Comala no llueve casi nunca y está llena de murmullos... si quieres venir...


besos

amelche dijo...

Hmmm, no sé si deberías ir a Comala, pero sí leer Pedro Páramo, que es un buen libro.

Cuídate. Un abrazo.

Juanjo dijo...

Hay mucha belleza encerrada en la tristeza de los días en los que llueve dentro. Un beso.

Waipulectura dijo...

Te entiendo, así me siento en estos ´días, será que ya muere este año y tengo miedo del siguiente?

TOROSALVAJE dijo...

Vaya, tanta similitud me conmueve.

Un beso Metis.

lanobil, dijo...

Pues sí que te hace falta un buen regalo de los Reyes magos, yo cederé el mío para que el tuyo sea doble, y la inspiración y las ilusiones te desborden.
Un saludo y espero que puedas visitarme.

De cenizas dijo...

al pie de ese arbolito... ¿no falta un corazón?

besos

Equilicua dijo...

El pato gruñón ataca de nuevo porque en tu última entrada no se puede comentar. Hoy es 28.

¿No se pueden gastar bromas o qué?

La bolita roja de cruzcampo denunciada por publicidad encubierta, que conste.

Daniela dijo...

Metis...vengo a desearte un Feliz Año y que el nuevo año te traiga muchas cosas buenas, como bien mereces.
Besos.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

METIS
QUERIDA AMIGA!!!

QUE NO TE INVADA LA TRISTEZA
ÀNIMO!!!

DEBEMOS ESTAR "BIEN ARRIBA"
PARA RECIBIR EL NUEVO AÑO.
ES MI DESEO QUE EL MISMO
TE BRINDE
LO MEJOR.
QUE PUEDAS ABRAZAR TUS SUEÑOS!


QUE DIOS TE BENDIGA AMIGA!!!

TE ABRAZO FUERTE!

BESOS MIL

ADAL

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Y

FELIZ 2008!!!

Bohemia dijo...

Las nubes pasan, también las negras...

Feliz año Metis!!!

okalak dijo...

hacia mucho que no te dejabas mojar por la lluvia sin mas verdad?

sin pensar en ninguna otra cosa?

entrando en un bar cualquiera a ver llover mientras tomas tu bebida favotita?

corriendo de lado a lado para no mojarte mas aunque esa sensacion en el fondo te guste.........

pensando en como te puede mirar un hombre al verte mojada.........

a pensar que para que haya dias bonitos tiene que haber otros un poco menos bonitos.........

sin darte cuenta de la cantidad de gente que te necesitaria y encerrandote sola en tu propio mundo

la proxima vez que llueva piensa que cada gota es un dedo que te acaricia y te provoca quizas asi te estimules antes...........

sonrie por favor, los dias de lluvia y oscuros y solitarios, la gente tambien ama y sonrie, y vive y come, y tu existes y yo tambien.