jueves, 17 de junio de 2010

soñar

.
.
.
.
No,  soñar no es gratis. Las ilusiones, los proyectos que construye tu mente engañados por la promesa de que no se presentará factura, al final se pagan muy caros. Tanto, que prefieres no soñar antes que notar como el pecho se encoge por la decepción de lo irrealizable, de las risas sarcásticas de Ellos por haber caigo en su telaraña de mentiras. 
No, no quiero soñar, no quiero dejar revolotear las esperanzas cuando te espera el francotirador de la vida apuntando directamente a tu realidad.
.
Yo misma me cortaré las alas de mis mariposas y dejaré que sean los gusanos los que se alimenten de lo que me quede de mi alma repudiada.
.
.

4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Te entiendo bien.
Y lo comparto.

Besos.

FrAn dijo...

Porque aunque los sueños, sueños sean, siempre nos pica el mosquito del "y si pasara"... Pero muchos de ellos llevan la malaria de "el nunca pasará"...

Y como no matamos a los asquerosos mosquitos que nos chupan la sangre tenemos que cortarnos las alas... Las alas de hipnos. Y bajar. Lo que no sabemos es lo que hay en el fondo, pero creo que nada bueno. Aunque aún me queda la esperanza de que haya ignorancia suprema. Convertirme en autista en mi mosquitera, en mi burbuja.

Besos Metis. Las sensibilidades están a flor de piel. ;)

இலை Bohemia இலை dijo...

Impactante la imagen de las alas amputadas...Bss

Franki dijo...

Personalmente sueño lo que puedo, pero sobre todo no lo mezclo con la realidad... siempre puedo presumir de tener dos vidas
Petons