jueves, 10 de junio de 2010

divagando...: fluoxitina

Anestesiada de la vida de nuevo. Aunque esta vez por voluntad propia. Yo misma me inyecto una alta dosis de complaciencia y traicionera calma. Esta vez prefiero poner la otra mejilla y no importarme de dónde arrecian que intentar poner resistencia y luchar.

Prefiero mil veces esta permanente somnolencia voluntaria que la impuesta por agotamiento de mis lloros. Es más llevadera para mi alma. Aunque ello implique tener la cabeza en un onírico mundo donde solo suenan las arpas y te dedicas exclusivamente a contemplar el vuelo de las mariposas. Antes eso que  saciarlos a ellos con la sangre de mis venas.


No sé que le habré hecho a la puñetera serotonina que prefiere ausentarse de mi cuerpo antes que hacerme compañía y disfrutar del verano a mi lado.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Mejor así Metis.
Sin duda.
Vendrá la paz.

Besos.

Franki dijo...

Mmmmmmmm yo le doy a las nueces y avellanas... malas no son.
Una abraçada... bueno dos :)

xnem dijo...

Ya sabe llorar en un gran antidepresivo.

ooooooommmh!