lunes, 14 de septiembre de 2009

olvido


Hoy se me ha olvidado dar de comer al olvido. Cuando he llegado a casa me ha recibido ladrándome recuerdos a diestro y siniestro. Ha sido una tortura, pero lo hace por mi bien, dice que así no se me pasará alimentarlo la próxima vez. Tranquilo, mañana tendrá ración doble de amnesia, no quiero que vuelva a despertarme en medio de la noche con sus gruñidos en mi cabeza, recordándome tiempos pasados en los que la vida estaba llena de sonrisas y confianza. No volverá a suceder, tendrá diariamente su plato lleno de indiferencia y desprecio, todas las sobras que no consigo yo engullir.
.
.

15 comentarios:

Striper dijo...

Ufff no dee como cabe tanto dolor en un post.

Anónimo dijo...

TA

Guapa...baja el"perro" a pasear que ya se le pasará... TODO PASA en la vida ...bs

Merche Pallarés dijo...

Muy bonito, muy bonito. Triste, desgarrador, pero precioso. Besotes, M.

TORO SALVAJE dijo...

Jo Metis.
Que dureza.
Tremendo.

Besos.

Jorge Pozuelo dijo...

Hasta los recuerdos bonitos son dolorosos!!!


Besos

escorpiona dijo...

Muchas veces es mejor tener recuerdos, que no tener nada...

Cuidate guapa

Saludos

Chau

De cenizas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mitsu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el cielo dijo...

Muy bueno tu post, me gusta tu metaforismo. El olvido desgarra constantemente como un dolor que nunca se va.

amelche dijo...

Me gustaba más lo de los tramontos, pero en fin.

xnem dijo...

Hoy la cosa va de perros y gatos.

Bohemia dijo...

y cuando te canses lo pones a dieta...

Un abrazo gigante

principito dijo...

Difícil asunto este de olvidar.

Sé fuerte.

Muchos besos!

principito dijo...

Voy solo solísimo querida Metis. Debe ser q escucho música muy rara...

Arkadas de Hipokresia dijo...

Si pudiera darle más cosas se las daría. Lo que pasa que a veces está saciado y dice que hay recuerdos que debo engullir yo sola.