domingo, 27 de septiembre de 2009

cor (3)

El corazón ya empezó a secarse,
las grietas asoman ya, incipientes,
infantiles, pero firmes.
Las lágrimas ya dejaron de regarlo,
pero el arcoiris no asomó,
sabe que el tesoro ya fue robado una vez
y nadie lo devolvió al final de los colores.
Corazón de amor caduco,
de una sola semilla ya yerma
por haber sido pisoteada no una, sino dos veces.
Árido te encuentras ahora, anestesiado de dolor,
repleto de cicatrices, testigos de batallas perdidas,
y preparándote para las venideras,
olisqueando la nueva carnicería
a la que será sometido próximamente.
.
Pero aún así de pie,
curtiéndote a base de mentiras y decepciones,
el mejor material para tu escudo.
.
.
.

11 comentarios:

Striper dijo...

Proxima carniceria, no seas pesimista mujer.

amelche dijo...

Menos mal que te queda poco para las vacaciones...

TORO SALVAJE dijo...

Es duro.
Todavía aguanta.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

¡Ya falta menos! Y a ver ¡si nos vemos ya para ese puto café! (Perdona mi lenguaje soez...). Besotes, M.

Anónimo dijo...

TA

aiiii... cuida, que te estás haciendo"gore"...!
bs

xnem dijo...

Si quiere por aquí tengo una caja de Tiritas.

Aunque mi madre decía siempre Curitas.

Cosas generacionales supongo.

escorpiona dijo...

Impresiona la imagen, pero es mas doloroso sentirlo...

Saludos guapa

Chau

Arkadas de Hipokresia dijo...

Queda la esperanza de que algún día deje de doler, ¿no?

Bohemia dijo...

últimamente te leo chunguilla, espero que estés bien...

Bss

el cielo dijo...

Bueno, yo ya hice mi crítica, pero saludos.

Salondesol dijo...

Lo que no nos mata nos hace más fuertes.
Un beso tirita.
Muá.