domingo, 21 de septiembre de 2008

confessions (part III)

... Les presiento, les veo rondar por encima de mi cabeza, al acecho, esperando ver abrirse una brecha en mi mente, y poder caer en picado sobre ella. Aunque ultimamente consigo mantenerme/los a raya. Porque si lo pienso detenidamente ¿Por qué les invoca mi ser? No creo tener de que quejarme. ¿El trabajo? ya lo expliqué anteriormente. Y tengo mi propia casa (sin hipoteca, que ya es todo un lujo hoy en día), un coche sin letras, y mis hobbies cubiertos para poder dedicarme a ellos (libros, telescopio, camara reflex..). ¿entonces que es lo que turba que no me deja vivir en armonía conmigo misma? ¿Pareja? Yo misma lo alejé de mi lado. La soledad me gusta, aunque ultimamente pesa como una losa. ¿inconformismo de que? Soy incapaz de responderme a mi misma... Y supongo que hasta que no halle la respuesta seguiré viviendo en un estado permamente de indecisión. Hay gente que me dice que necesito un hijo, algo con lo que ocupar mi vida, y yo pienso que si no se cuidarme a mi misma, ¿como voy a ser capaz de sostener a un hijo bajo mis brazos? El tiempo apremia ya sí, pero primero debo de ser egoista y pensar en mi. Aunque todavía me asusta más no encontrar nunca mi espacio en esa vida, permanecer perennemente en este estado de inconformismo y ver como pasan los dias sin haber sido capaz de tomar una decisión que encarrile mi vida hacia alli donde yo quisiera vivirla.

( último episodio.Se acabaron las confesiones. )


12 comentarios:

amelche dijo...

Encuéntrate a ti misma primero y luego ya veremos... ¡Qué suerte, no tener hipoteca!

Metis dijo...

si amelche, soy afortunada. y se lo debo a mi padre que me ayudo en gran parte.

Nube dijo...

Metis no funciona el link q me diste, y gracias a ti por pasarte.

dsdmona dijo...

Primero debes arreglarte tú, el resto vendrá solo...

D.

PD: Gracias por la nueva dirección.

TOROSALVAJE dijo...

Creo Metis que es imposible encarrilar la vida de una forma definitiva. No la tuya, la de cualquiera. Si entendemos por encarrilar sentirse siempre bien y feliz. Eso no existe. Aunque te digan que sí no es verdad.

Besos.

digler dijo...

yo creo que ese inconformismo nos acompaña en todo momento y de alguna manera nos impulsa a buscar algo mejor

ls respuestas q buscamos aparecen en algun momento.a veces es cosa de tener paciencia

Robertinhos dijo...

and who has find his place in that life?

De cenizas dijo...

Paciencia, perseverancia... las aguas terminan por encontrar su cauce, verás.


besos

Salondesol dijo...

¿Para tomar decisiones? Solo hay que dar un primer pequeño paso, luego otro... y sin darte cuenta ya has llegado.

Bikos.

P.D.- Prometo no poner arañas (¿Valen las de peluche?).

xnem dijo...

Quizá no es cusetión de encontrar respuestas sino de hacerse las preguntas.

Creo que tener un hijo es también egoismo, pero creo que no es el tema.

Ya me contará como va lo del Juego del Ángel, no me aptece nada leerlo.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Querida METIS!
Solo deseo que en esa búsqueda constante que tienes encuentres los suficientes motivos para ver el horizonte con más claridad.

Coincido con Amelche
cuando te encuentres a vos misma
todo será diferente.

Estamos vivos Niña,
y eso es maravilloso!!!

Una pregusnta:
¿pasaste por una situación límite donde la vida pendía de un hilo??
pues yo sí,
quería vivir,
pero me moría...
al final, estoy aquí y sabes una cosa?
todo se ve tan distinto!!!
No quiero que te pase nada, solo que veas cuanto tienes METIS,
que todo está hecho para vos!
..y mucho
no cuesta ni un céntesimo!!!

Te abrazo fuerte!!!


Adal

Merche Pallarés dijo...

Ay, querida Metis, ¿no has pensado en dedicar esos cinco meses de vacaciones a irte a otro continente, Sudamerica por ejemplo? Quedarte una semana en lugares que te gusten, conocer a los oriundos y a otros viajeros. Sabiendo lo que te gusta viajar, seguro que sería una experiencia muy enriquecedora para ti y te abriría otra perspectiva de la vida, ampliaría tu mente y ¡seguro! que volverías como nueva con un montón de historias que contarnos.
Gracias por el nuevo blog. Besotes, M.