martes, 12 de octubre de 2010

divagando 2


.
A veces, sólo a  veces, vuelve a inundarme esta conocida desidia que anula mi voluntad 
.
de lucha. Podría quedarme horas inerte, con la vista ausente o fija en un punto concreto de ningún lugar. 


¿ Y para qué pelear cuando la vida tiene ya preparado el cilicio con el que apretarte en los días que osas 
.
levantar la cabeza?
.
.

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Pelear vale la pena Metis.
Como mínimo plantar cara.

Besos.

amelche dijo...

Creo que eso nos pasa a todos alguna vez. Y seguimos luchando.

amelche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Merche Pallarés dijo...

Nena, vente a mi pueblo en cuanto acabes tu curro. Besotes, M.

Franki dijo...

Como en todo lo que es y existe, la dualidad influye en el camino que escogemos para llegar a nuestro destino.
Un petó

xnem dijo...

muerda fuerte y suspire.

Arkadas de Hipokresia dijo...

Quizá no todo esté preparado.