lunes, 13 de julio de 2009

cerrojo

.
Cierro la puerta y echo el candado. Dejo los muebles, seres vacíos de vivencias y cariño, ya llevo en mi pecho mi valor más preciado. Vacía estaba cuando entré, entonces ¿qué derecho se me ha otorgado para poder cargarme de mobiliario?. Tú no me pesas, pero en cambio ya ocupas toda mi estancia. No necesito más para dar media vuelta y seguir mi camino...
.



15/03/09
Ermita de Santa Barbara.
.
¡Cúanto ha llovido desde entonces!
. .

10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

No hace tanto, no?
No llega a cuatro meses.

Muerte a los cerrojos.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Cuántas menos cosas tengamos, mejor. Las cosas superfluas mejor tirarlas a una hoguera, mi querida. Besotes, M.

escorpiona dijo...

Una carga liviana para un camino largo...

Saludos guapa

Chau

Franki dijo...

Las cargas entorpecen nuestro camino....
Una abraçada

Franki dijo...

la foto me gusta:)

amelche dijo...

Me recordaste aquella canción de Pimpinela en nuestra infancia: "Olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta, que tú para eso, tienes experiencia." :-)

Robertinhos dijo...

pero has guardado la llave, no?
Preciosa foto, cada día mejoras más con la cámara!

Robertinhos dijo...

pero has guardado la llave, no?
Preciosa foto, cada día mejoras más con la cámara!

De cenizas dijo...

Aristóteles, Parménides, Heidegger...
Ser y objeto. ¿Hablas con tus muebles? Pues son objetos.
Se echa (o corre) el cerrojo; el candado se cierra.
Coherencia, cohesión y adecuación son las características esenciales de un texto (escrito u oral)para ser un acto comunicativo.
No obstante, por sonar, no suena mal.

besos

amelche dijo...

DE CENIZAS: Con ese tema de cohesión, coherencia y análisis literario aprobé las oposiciones. Pero no vamos a presumir de filología en el blog de Metis. ¿O sí?

Deja al pobre Aristóteles y compañía descansar en paz, que él no le puso la cadena a la puerta. :-)