lunes, 18 de mayo de 2009

arbol.


foto: Servidora.


me pregunto si nos gustaría a nosotros cuando estuvieramos tomando el sol,
que viniera un arbol y tatuara su nombre en nuestro brazo.

Me produce horror ver la poca sensibilidad que tenemos con los demas seres de la naturaleza que nos rodean.

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Desde luego a mí no me gustaría.

Besos.

Striper dijo...

A veces no poca no tenemos ninguna.

De cenizas dijo...

Esas son heridas superficiales, y los árboles seguro que son felices de ser testigos de amores que llevarán hasta la tierra por sus raíces, y por sus ramas al cielo. El fuego y las hachas de los especuladores... esas sí....


besos

escorpiona dijo...

Tan poco cuidado con lo que nos rodea y solo nos damos cuenta de su importancia, cuando ya no lo tenemos...

Saludos guapa

Chau

Bohemia dijo...

Nos acordariamos de todos los ancestros del arbol...

No es justo, ciertamente no lo es...

Bss

xnem dijo...

MCH. La herida.

Tiene que darse una vuelta por el enorme y precioso jardín de cactus y plantas grasas de Montjuic. Hasta en Chino!

¿Usted ha visto como anda la peña con el tema de los tatuajes?

Lane dijo...

Hola Metis, tienes total razón, falta de sensibilidad e ignorancia.

Salud

Equilicua dijo...

Mira que se lo tengo dicho a mi mujer, que no me ponga lechuga en el almuerzo, otro argumento más, gracias Metis.

Franki dijo...

cuanta razón tienes, aveces yo también he pensado algo parecido
Petóns