jueves, 13 de noviembre de 2008

chimenea


El primer fuego de este invierno. Así da gusto estar en casa.


Ojalá las sensaciones y el bienestar que aporta esta compañia fueran el mismo vecino el resto de las horas del día.

15 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Buena compañía esa.

Muy cálida.

Besos.

Striper dijo...

Y ademas muy relajante y hacer el amor ahi delante un buen placer.

De cenizas dijo...

Una alfombra, varios cojines, y un corazón próximo que lata al ritmo del crepitar del fuego... ¡Me apunto! (Aunque con Mitsu seamos tres, jeje)

besos

amelche dijo...

¿Tienes chimenea? ¡Qué bien!

Metis dijo...

Sí, AMELCHE, pero no la enciendo mucho porque al dia siguiente hay que limpiar las cenizas, el cristal, subir mas leña... es un coñazo despues. y tengo calefaccion pero de vez en cuando me gusta encenderla, si se que no voy a salir de casa (que no lo hago mucho de todas formas).

María dijo...

Qué gran verdad!.
Nosotros necenderemos la nuestra este finde, seguro.

elcielo dijo...

Estoy de acuerdo, la llama de un fuego llama a hacer muchas cosas...

amelche dijo...

Es verdad, es un engorro limpiarla, me acuerdo de cuando tenía chimenea en Irlanda. Y allí era de carbón, que costaba un montón para que prendiera. Pero también se disfruta mucho.

xnem dijo...

Siento decirle que el magnífico dibujo de Egon en la portada de NADA no tiene nada que ver con la historia del interior. Pero nada.

Lo de la cena? no entendí.

Mire miraba yo una peli en el salón y me ha dado frío, tanto rato lejos de la cama como que aún me da cosa, pero esta chimenea me ha reconfortado. Gracias.

dsdmona dijo...

Que suerte tener esa chimienea para dar calor, algun@s nos tenemos que conformar con el triste calor de un radiador.

D.

Bohemia dijo...

El fuego visto así es hechizante...más si es compartido como propone De cenizas...

BSS

Merche Pallarés dijo...

La última chimenea que tuve fue en C'an Plácido, en ese primer invierno congelante que pasamos. Estaba en la cocina pero calentaba toda la casa. No demasiado, pero algo era algo... C'an Plácido era una gozada en verano pero en invierno... Besotes, M.

escorpiona dijo...

Debe ser rico con frío estar al lado de una chimenea, pero en estos momentos me muero de calor :) :)...

Saludos guapa

Chau

Oski dijo...

Sentarse alrededor del fuego. Que mejor sensación que esa, ahora que llega el frío, las maderas arden en la chimenea y nosotros nos derretimos junto a las llamas, calentando nuestras manos.

Un abrazo.

Cinder dijo...

q bueno q tienes ese fuego, lo horrible es pasar el invierno bajo cero y sin calefacción, un deleite observar las llamas devorando todo a su paso, un saludo