lunes, 21 de agosto de 2006

pequeña maria..

María nunca supo porque su padre no la quería. Porque simplemente no existía para él...

Nunca entendió porque él no la correspondía a sus besos infantiles e ilusionados de buenas noches, no la abrazaba cuando ella tendía sus bracitos hacia él buscando el calor de esos brazos en teoría reconfortantes para un dolor (y digo en teoría). Nunca comprendió porque no era felicitada cuando sus notas eran de Honor y en cambio su hermana era comida a besos simplemente por haber pasado el curso, aunque hubiese sido gracias a la ayuda de su hermana menor...

Apenas recordaba la última vez que su padre hablaba con ella de cosas que no fueran las meramente necesarias para la convivencia, no entendía porque no existía un dialogo entre los dos, aunque fuera simplemente por el hecho de conversar, por el puro placer de comunicacion entre dos personas... él solo tenía habla para su ojito derecho, el izquierdo se bastaba sola con su amigo de peluche...

A ella se le hacia dificil concebir el concepto espacio cuando era rechazada por él porque no cabian dos personas en la moto, pero aun asi siempre había sitio para su hermana mayor (dos = uno?)...


Y María creció. Ahora era ella quien rechazaba los abrazos, la que nunca decia un "te quiero", la que era fria ante un logro, la que rechazaba ... HABIA TENIDO UN BUEN MAESTRO.

20 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Espero que María no seas tú. Anda Metis un abrazo, y besos, buffff, que mal cuerpo me has dejado.


Muakkkkkkkkkkk.

meri_ dijo...

Podria contarte mil experiencias que conozco sobre como los padres dejan una huella imborrable en la personalidad de cada uno de nosotros..
Una educacion correcta, o un ambiente equilibrado entre hermanos y padres, tener una regañina a tiempo o no, una charla reflexiva o no, una enhorabuena o no.. vamos marca el caracter de forma increible..
Pero...la protagonista debe haberse dado cuenta que las consecuencias de esos recuerdos que marcaron su infancia no tienen porque seguir retumbando en su mente años despues. Tiene que superar esa etapa y salir al mundo mirando de frente, dejandose querer por los demas..porque siempre siempre se encuentra a alguien que nos deja un espacio en su vida..
Ahhh y deberia hablar con su padre..Nunca hay que dejar asuntos pendientes si se pueden evitar.
Hay que deshacerse de los lazos que nos mantienen anclados al pasado..
Besitos amiwita Metis..tu si tienes un espacio en mi vida
Chauuuuuuuuuuuuu

de cenizas dijo...

Y María creció, se hizo una mujercita preciosa y encantadora... y un día aprendió a desaprender de los maestros de hielo, y miró al cielo y vio que era azul y que el sol brillaba. Miró a la tierra y vio que sus pies descalzos eran bañados por un mar calido y maternal. Y extendió los brazos, bien abiertos, en un inmenso abrazo de amor al que se acogieron millones de estrellitas que se creían que nadie las quería. Aquél día María supo que había más dicha en amar que en ser amado... y se brindó el amor que se había negado a sí misma... Aquella misma noche los vecinos de María oyeron crujir y temblar las cañerías del desagüe... sucios y harapientos fantasmas huían derrotados hacía las profundidades de las cloacas y nunca más se supo de ellos.
THE END.

Stefy dijo...

:S Metis por dios, me estás asustando...
A esa niña le pasaban las mismas cosas que le pasam a una que yo conozco demasiado bien... ¿Cómo se puede ser tan cab**n? ¬¬' Ni para padres sirve la gente ¬¬'
Besos y espero que no seas María ;)

Hada Morena dijo...

El sin fin de marias que han vivido y vivirán semejante situación. Que doloroso y real.

Saludos tropicales... por aquí un hada voló... Tan-tan!

Bohemia dijo...

que lástima y que necesario es el amor en la vida, más aún en la vida de un niño, para que crezca sin esa carencia y se pueda desarrolar con naturalidad en la vida. Abrazos

if dijo...

Tenemos que hablar tú y yo en cuanto vuelva. Un beso.

zerezade dijo...

yo conozco a una bisbi maria que este triste o no cada dia me dedica una sonrisa y muchos gestos de cariño asi que creo que no fue tan buen maestro ....

Lena dijo...

Probablemente María cuando sea madre haga todo lo contrario a lo que hicieron con ella. Y muy probablemente a María le quede una charla pendiente con esa persona que no supo hacerle un lugar... No se podrán recuperar muchos momentos pero si puede que cicatricen algunas heridas...
Un besito muy gordo,
Lena.

digler dijo...

y si que lo fue, lamentablemente lo que le enseñó no era lo mejor... pero uno nunca deja de aprender ¿verdad?

Luis Cabrera dijo...

Hola amiga Metis, impactante la historia. Es fundamental el amor al interior de la familia hacia todos los hijos.

escorpiona dijo...

Los niños aprenden según lo que hayan visto o vivido,... lo que sucede en nuestra niñez, nos puede acompañar durante toda la vida, mas nunca se debe perder la capacidad de aprender a querer y demostrar nuestros sentimientos...
Un saludo
Chau

EL HIPPIE VIEJO dijo...

CRUEL , MUY CRUEL .

TENGO LA MISMA PREOCUPACIÓN DE TORO SALVAJE ,
ESPERO QUE MARIA NO SEAS VOS .

DE SER ASÍ , EL DÍA DE MAÑANA NO COMETERAS EL MISMO ERROR , DE ESO ESTOY SEGURO .

BESOS METIS

ADAL

SHALOM

Carlos López dijo...

Una historia dura pero cotidiana... muchas veces los padres no se dan cuenta de lo que puede marcar en la vida de un niño la diferencia entre tener un pequeño gesto o no, las palabras, el cariño... debe de ser dificil ser padre, pero creo que lo normal es que fuera mas dificil aún ser un mal padre como el que cuentas en tu relato.

Ah, sobre el tema de las fotos, te aseguro que si el fotógrafo te trata con mimo y cariño si, por supuesto que se podrían hacer unas fotos fantásticas, aún sin tener un cuerpo o una cara de modelo

besos :)

meri_ dijo...

oleeeeeeeeee!!! Bravo por 'de cenizas' ..
Has puesto la guinda en el pastel..Deseamos un final feliz asi para esa historia..

Joe dijo...

Yo conozco a un Jose que le ocurre algo parecido a María, pero sin llegar a esos extremos. Sus padres no le enseñaron a ser cariñoso, pero adivina qué... todo se aprende en la vida. Es cuestión de intentarlo.

Saludos.

Salón de sol dijo...

Es muy triste la historia de María, ese tipo de conductas crea inseguridad en los niños.
Yo también espero que no seas tú.
Afortunadamente todo se aprende, y esas heridas se cierran, aunque dejen cicatrices.
Un besazo, wapetona.

sunshine dijo...

Querida Metis, estoy convencida de que María es tan encantadora que ni siquiera ese amargo trance nubla su bondad y simpatía. María tuvo otros muchos valores que la convirtieron en una gran persona, no importa que no provinieran de su padre, lo importante es que hubo alguien más que la ayudó a ser una mujer especial.
Espero que María pueda algún día perdonar o olvidar ese resquemor y que le sirva para no incurrir en ese mismo error.
Un besazo y que sepas que me he puesto al día leyendo tu blog, estuve de vacaciones.
Ciao!

Lilith dijo...

Eso de obviar las buenas notas y no ser felicitada me recuerda a alguien... :((

Deine dijo...

Hay muchas Marias en este cochino mundo,hipócrita y nausebundo pero debemos intentar superarlo, un abrazo