martes, 10 de abril de 2012

Dime, ¿a qué?





¿a qué agarrarse cuando no se tiene nada...





o lo que hay esta oxidado?




9 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡¡METIS!! Bienvenida de vuelta a tu blog! Las fotos, excelentes. Muchos besotes, M.

De cenizas dijo...

¿Y la posibilidad de no agarrarse a nada, desplegar las alas y volar?


besos.

amelche dijo...

Es complicado, sí. Un abrazo.

Anónimo dijo...

creo que uno se agarra a donde quiere y si no lo haces es porque, aunque tu no te des cuenta, prefieres volar sola.

xnem dijo...

Cuando pensamos que ya no nos queda nada, nos damos cuenta que tenemos todo lo que nos hace falta.

FrAn dijo...

¡¡¿¿Comprarse otro asidero??!!

La verdad que no tengo ni idea. Hay cepillos de metal que quitan el óxido, aunque quizás es demasiado y deja la berja en su mínima expresión.

Un saludo enorme. Cuanto tiempo. Como cambia todo. Como cambiamos...

TORO SALVAJE dijo...

:)

Muchas gracias Metis.
Eres muy amable.

Deseo que todo te vaya bien.
De corazón.

Besos.

Verso a beso dijo...

¡Vaya cambio desde abril, verdad? :)


Bss

Aguador Aguador dijo...

Cuando no tienes nada a lo que agarrarte o aquello a lo que podrías agarrarte está oxidado... siempre te van a quedar TUS PROPIAS ALAS...

Saludos,
Aguador.