viernes, 4 de noviembre de 2011

Me voy


lo siento, yo no dejo la luz encendida.


"Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,

sin embargo estoy aquí,
resucitando."

 maria elena walsh


5 comentarios:

De cenizas dijo...

¡Ahorro energético! La luz apagada...

Y qué pena, ¿no?, cuando la felicidad de un día se estropea al día siguiente por ver una mosca volar...

bsos

MeTis dijo...

De cenizas,

profecía "y las moscas serán flores blancas para siempre..."

:)

FrAn dijo...

Una canción preciosa, de despedidas... A veces pasa, hay que bajar de la nube, volver al mundo, cambiar de ciudad o de país, o volver a la ciudad que me vio nacer... Pero es importante apagar la luz de allí donde te vas, que no se preste a confusión la ausencia...

Besos, siento estar últimamente tan desaparecido...

amelche dijo...

¿Te vas al camino?

xnem dijo...

así estamos todos, vivir es morir un poco cada día.