miércoles, 5 de mayo de 2010

caracol

.
.
Un día le eché el humo en la cabeza para que se escondiera en su casa porque hacía frio.
.
Desde entonces, no se si por agradecimiento, o por vicio,
.
me persigue por toda la casa veloz.
.
.

10 comentarios:

De cenizas dijo...

¿Y te pilla?


besos

MeTis dijo...

solo hasta que tiro la colilla, luego me desentiende.

besos.

TORO SALVAJE dijo...

Que agradecidico que es, pobrecillo.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

¡¿Veloz?! Pues ¡vaya caracol! Besotes, M.

amelche dijo...

Déjalo tranquilo al pobre. Bastante tiene con llevar la casa a cuestas.

escorpiona dijo...

Le habrá gustado el olor a tabaco al caracol :) :) :)...

Saludos guapa

Chau

MeTis dijo...

bingo, escorpiona. :-))

xnem dijo...

¿Y se fuma las colillas? colgao!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

ya sabes que la nicotina engancha...
Qué divertida foto (y muy bien resuelta).

Bohemia dijo...

le has creadi síndrome de abstinencia...