miércoles, 21 de enero de 2009

vuela





Cuelgas sobre mí, cual espada de Democles, pero no volveré a sentarme a oler tu néctar, no más mariposas revoloteando sobre nuestros sueños, ni mas suspiros amparados bajo nuestras pestañas. No habrá mas proyectos de nuestros días, ni mas caminos que recorrer en busca de un futuro conjunto.

Te abro la jaula y te dejo marchar de la prisión en donde te encerré nada más llegar a mi desde tu adolescencia. Te lo dí todo pero forjé a un ser monótono y gris, demasiado parecido a mis miedos. Hasta que te convertiste en uno de ellos y fui yo misma quien te regaló la sábana con la que cubriste de pavor a tu ser y a mi ilusión por vivir.

Por eso te dejo libre, para que ambos volemos, tú como gorrión excarcelado, yo como Ícaro, pues irremediablemente me acerco cada día más al fuego que habrá de quemarme mis alas.

Y no insistas en quedarte en tu prisión, no tengas más miedo a la desconocido, quizás te resulte difícil al principio pero sabrás extender tus alas y alzar el vuelo. Puede incluso que sea yo quien deba aprender de tí esta vez.

Pero no mires atras, yo intentaré no hacerlo, aun cuando las lagrimas por tu partida me empañen el camino que se abre delante de mi.

vuela.

6 comentarios:

De cenizas dijo...

Me parece que has dado con el origen del "problema", dices: "Te abro la jaula y te dejo marchar de la prisión en donde te encerré nada más llegar a mi desde tu adolescencia. Te lo dí todo pero forjé a un ser monótono y gris, demasiado parecido a mis miedos"
Asumes tu responsabilidad y tu culpa... Sólo te queda purgarla.


besos.

Striper dijo...

Lo mejor es volar libremente en paralelo imperfecto encuentros contasntes, i si volando caes yo estoy debajo para recogerte.

TORO SALVAJE dijo...

Mejor no digo nada.


Besos.

xnem dijo...

A muchos de los fotógrafos-photoshop habría que cortarles las manos.

Esperaba yo un post así.

Lea a Shakespeare o a Cervantes por favor le hará mucho bien.

Coelho otra vez! jo!

Fly Robin flay…

LEO MARES dijo...

Un vuelo triste. Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

PRECIOSO. Besotes, M.