domingo, 27 de julio de 2008

Mitsu, ¿cocinero?


Ya sé que “el señorito” cree en las casualidades, pero la cuestión es que mientras Metis se disponía a hacer su paella yo estaba a punto de preparar un risotto de verduras. Mi ascendencia calabresa me inclina más al risotto que a la paella, aunque no niego la exquisitez de ese típico plato asturiano.

Mi problema siempre es la proporción agua-arroz. Unas veces los granitos parecen pequeñas piraguas esquivando trocitos de verduras en mares procelosos y turbios, y otras, las verduras tienen que hacerse sitio a codazos entre la masa blanca. La mamma Antoniona me decía que dos gotas de agua por cada grano de arroz. Una vez tardé tres horas en contar los granitos y con un cuentagotas su doble en agua, que con tanto tiempo casi se evaporó. Fue, no un rissoto calabrese, sino un descalabro de risa.

El otro día el éxito fue total como podéis ver en la foto. Apariencia perfecta. Olía…¡Santa madonna! Pero hubo un pequeño problema: el tiempo de cocción. Para mí que la culpa es que el agua es muy dura y no cuece bien porque no quedaron granos de arroz, sino perdigones. Los empastes aguantaron bien. Lo que sobró se lo di a las palomas, que era lo suyo.

Metis, el próximo día lo intentaré con la paella.

11 comentarios:

amelche dijo...

¡Ja,ja,ja! ¡Qué bueno!

Striper dijo...

me has hecho reir, no siempre salen las cosas al menos en la cocina.

Metis dijo...

asturiano? te van a pegar algunos...

decidido. Tú te dedicas a pintar y la fontaneria y yo a mi delantal, que si no ya me veo perdiendo todos estos kilos que tanto lagrimas me han hecho verter.

pobres palomas... con lo bonitas que estan en la plaza catalunya "persiguiendo" al vianante...

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Pues por la foto, se ve delicioso ese risotto... Hoy, Metis, ya sabes que toca paletilla de cordero en mi casa. Traete la cámara para sacarle una foto... Besotes, M.

De cenizas dijo...

merche.... ¿Por qué no pones otro platito? Yo llevo el vino y los postres... Anque, a nado, me temo que no llego a la hora de comer...
mitsu... ahora entiendo por qué ibamos siempre de restaurantes¡¡¡


beesos

juan rafael dijo...

Pues a mi me están entrando ganas de cocinar.

Javier Cid dijo...

Mmmmm.... no tiene mala pinta... por si acaso un día debería probar tu paella y otro dia la de Metis...jijiji

Yo todavía soy un joven inexperto en la cocina, sabiendo hacer de momento las cosas más básicas del mundo... pero el día que haga mi primera paella os vais a cagar todos (pero...me temo que literalmente..jajaja).

UN abrazo Mitsu.

Besicos Metis.

El Dueño de los Cajones dijo...

la fórmula ideal; comer, beber, amar.

Esta paella luce de maravilla!

delokos dijo...

¿¿¿¿Plato asturiano????

Algún valenciano te va a canear, Mitsu ;-)

El fallo probable: al risotto siempre le tienes que añadir el agua (o mejor el caldo) poco a poco, cucharón a cucharón, a medida que lo absorbe, y, sobre todo, hirviendo, para que el arroz suelte el almidón. Si lo añades en frío, queda duro... si lo has añadido hirviendo, tan sólo le falta tiempo de cocción.

Un saludo...

principito dijo...

A pesar de su dureza, tb tiene buena pinta. Hacéis competición?

Besitos.

Robertinhos dijo...

me has recordado a mi madre...es una buena cocinera y mejor repostera, pero el arroz no hay manera que no le quede duro como perdigones!