miércoles, 21 de mayo de 2008

divangando...:penitencia


Voy andando lentamente arrastrando el peso de mis decisiones atadas a mis tobillos ensangrentados por las consecuencias de ellas. La correa del arrepiento no me deja voltear la cabeza para llorar por lo que voy dejando atras. "Así lo has decidido, así pagas ahora por ello" me recuerda el tatuaje que llevo grabado en mi brazo izquierdo. Ni tan siquiera me deja el consuelo de cerrar los ojos y no ver el camino que se me presenta delante. No, mi penitencia es contemplarlo y saber que ahora ya no tengo escapatoria, que ha sido lo que he decidido fruto de mi impaciencia y mi confianza. Látigos de fuego arrecian mi espalda con solo el pensamiento de rebelarme ante tal futuro, pero ya no tengo fuerzas ni tan solo para plantarle cara a aquellos que con tanto orgullo llevan los grilletes de mi alma. No, mi insolencia fue creer que podría ganar, yo, Metis, me creí por un momento la Diosa que podía vencer a todo y no recordé que de diosa solo tenía el nombre, que detrás de mi piel habitaba una simple mortal con las unicas armas de la esperanza. ¡Qué blando escudo! Éste no aguantó ni el primer ataque de la mentira, que aunque débil, fue suficiente para hacer añicos mi quimera... Ahora me toca pagar mi derrota, poco importan los cristales dispersados delante de mis pies, éstos vagaran incesantemente por el camino que yo misma les impondré, fruto de la osadía que tuve un día por no querer estar más a su lado...

11 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Las decisiones, Metis, nos llenan los pies de cristales rotos que nos devuelven mil rostros nuevos, entre los que hay que buscar, al azar, los del fracaso y los de la esperanza.

escorpiona dijo...

Tarde o temprano, recibimos el pago de nuestras decisiones, a veces risas, otras llantos...
Saludos guapa
Cuidate
Chau

TOROSALVAJE dijo...

La mentira está por todas partes, hasta en los que creemos fieles y leales.

El aislamiento nos protege de ella, aunque el precio es carísimo.

Besos.

Merche Pallarés dijo...

Metis, precioso tu escrito como siempre. Me encanta como vuelcas tu alma en ellos. No te olvides que tenemos que quedar de nuevo para otra comida u otro café. Besotes, M.

De cenizas dijo...

No hay penitencia cuando no hay pecado o delito, sólo es el dolor que produce asumir las consecuencias de las propias y libres decisiones. La cara al frente y el paso firme...quién sabe lo que nos espera al doblar el recodo del camino... pero hay que andar para saberlo.

besos.


besos

brujaroja dijo...

Puede parecerlo, pero no siempre las decisiones que nos abocan a un error, son tales. A veces es sólo un espejismo, una especie de purgatorio que hay que pasar para descubrir que el error no fue tal...
Seguramente, después de los cristales, tus pies encontrarán el consuelo de un camino de pétalos de rosa.

Striper dijo...

Per cert et vaig contestar al post Cami. Els vidres que dius es transformaran en flors que algu posara al teu pas ja veuras.

Javier Cid dijo...

Vaya.. siento verte así. De todas formas, no creo que hayas cometido delito por cambiar de camino, más delito hubiera sido seguir por la senda que ibas, que no conducía a ningún sitio.

Es hora de levantarse Metis... arriba!!! Contempla los distintos caminos que ante ti se dispersan hasta el horizonte. Alguno de ellos conduce al sitio al que siempre quisiste llegar.

Me temo que en ese camino nadie te puede guíar... pero como amigos tuyos que somos.. te podemos acompañar.

Un besico, un abrazo... y ánimo!

Daniela dijo...

Metis...muy buen escrito, de verdad. Pero siento en el mismo, tristeza. Es mejor tomar decisiones a tiempo y de nuevo retomar el camino. Recibe mi cariño
Besos.

amelche dijo...

Estoy de acuerdo con Bruja Roja: a veces parece un error y luego, con el tiempo, resulta que no. Había una película de Sandra Bullock en la que decían: "Afortunadamente, la vida nunca sale como la habíamos planeado." Igual sale mucho mejor, ¿quién sabe?

BIPOLAR dijo...

Es cierto. Si tuviéramos la oportunidad de volver hacia atrás... esas cadenas pesadas y gruesas. Qué curios esta noche he estado representando en mi mente una fotografía como esta. Bueno sólo veía unos tobillos con grilletes. Me ahogo. Necesito aire. Estoy atrapada porque no me rebelé a tiempo y ahora es tarde muy tarde.