lunes, 14 de abril de 2008

divagando...: playa




La solitaria arena de esa playa de invierno me tiene cautiva en los recuerdos. Paseo invisible por ella sabiendo que mis pasos serán borrados por las caprichosas olas del olvido. Mas a tu sonrisa y tus besos no habrá mar que puedan borrarlos de mi corazón.


.

18 comentarios:

Striper dijo...

Los buenos besos jamas se borran del corazon.

Fernando Sarría dijo...

no hay que borrar...sólo coexistir pacificamente con los recuerdos...besos

escorpiona dijo...

El mar se podra llevar las huellas en la arena, pero los recuerdos de momentos felices, siempre se mantendran en nuestra mente y corazón...

Saludos guapa

Chau

mossèn dijo...

curiosa mezcla ... salut

TOROSALVAJE dijo...

Bonita canción, bonitas playas y hermosas tus palabras.

Besos.

Robertinhos dijo...

pero supongo que te lavaste la babilla que te quedó después del beso, no? jajajajajaja

xnem dijo...

Menos mal, que hemos encauzado TODA esa energía. La felicito.

Mantenga en la memoria esas marcas que dejan las olas en la arena, las rizaduras cuando baja la marea. Pronto hablaré de ellas.

brujaroja dijo...

Yo no puedo evitarlo, la playa en invierno me encanta. A veces, cuando paseas por ella, si te fijas bien, entre el rumor de las olas llegan ecos de voces de verano, de risas y de amores que se quedaron hechos promesa en la arena.

amelche dijo...

Bueno, siempre habrá playas por las que pasear en invierno o verano. O cualquier otra época del año.

Ego dijo...

Si la arena de la playa hablase, usted se tendría que extirpar los oídos.
¿Por qué no valoramos la belleza? ¿Existía la belleza antes de existir el vídeo? Y, si así era, ¿dónde se grabó ese beso en el que ahora estás pensando?

Un abrazo

Lluvia dijo...

Escribe las cosas buenas en una piedra y las cosas malas en la orilla de la playa!

Bonito lo que escribes!

Cuidate!

Javier Cid dijo...

Que bonito te ha quedado!!
Besitos querida Metis.

Merche Pallarés dijo...

Preciosa la canción. Tambien lo que has escrito. Las playas en invierno tienen un encanto especial, es verdad. Besotes, M.

meiga dijo...

acabo de ponerme al dia con tu blog.... y tengo mi teoria, igual de desastrosa que la mia :-)
a veces el tiempo nos juega malas pasadas y pone las cosas en su lugar, me equivoco???
si es que es lo que yo digo..... tenemos una charlita pendiente para que me aclares la gran duda que tengo..... :-)
no se porque me da la sensacion de que las dos nos montamos en un velero que no nos llevo a ninguna parte.... y que aunque el viaje fue muy bonito.... ya termino, sera que el velero encontro el norte o que fuimos nosotras la que lo encontramos....

Espero, y deseo que estes muy bien.....

mil besikos corazon y ya sabes que si quieres hablar..... no se si habra alguien q te entienda tan bien como yo ;-) (quizas es pq simplemente era la misma historia vivida en dos personas diferentes) pero vamos, lo dicho, que si quieres hablar... sabes como encontrarme ;-)

xnem dijo...

Si pasa por casita entenderá el comentario sobre la foto de la orilla de la playa.

De cenizas dijo...

"Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y, otra vez, con el ala a sus cristales
jugando llamarán;
pero aquéllas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres...
ésas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aun más hermosas,
sus flores se abrirán;
pero aquéllas, cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día...
ésas... ¡no volverán!"

Golondrinas, olas, horas... pasan.
Las huellas en el corazón son joyas a las que el tiempo no alcanza. Podrás cambiar el futuro, incluso el presente, pero el pasado.....

Flores nuevas florecen en primavera, y no merman la belleza ni el valor de esas otras, que secas pero valiosas, descansan entre las hojas de un diario que en su día fue flor de primavera.


besos

principito dijo...

Ya estoy de regreso y... no me hables de playa!!! Las de allí te habrían encantado. Un beso.

De cenizas dijo...

Qué bonito.